Biblioteca IES Castillo de Luna (Alburquerque)

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora."

(Proverbio hindú)

viernes, 2 de diciembre de 2011

POEMA DICIEMBRE

Os presentamos el poema del mes de noviembre,
elgido por la profesora Encinar


Nupcias matemáticas

La iglesia estaba adornada,
con conjuntos y guarismos,
Allí estaba el logaritmo,
y la pareja ordenada,
La potencia acompañada,
de un entero negativo,
El conector disyuntivo,
junto con la derivada,
y la expresión conjugada,
Con un valor relativo.

En el atrio estaba el novio,
Con los nervios fraccionados,
muchas curvas había andado,
lo controlaba el binomio,
Muy inquieto el polinomio,
por la tardanza de su amada,
era una raíz cuadrada,
que conoció en la secante,
se volvió su amor constante,
Y hoy al altar la llevaba.

El público reunido,
comentaba la función,
cuando grita la ecuación,
¡La novia hace el recorrido!,
El límite indefinido,
saltaba con la tangente,
aplaudía el exponente,
en este ambiente imaginario,
fluía un gran amor binario,
Y ahora se hacía evidente.

La novia se ve a lo lejos,
con dos rectas paralelas,
su traje de hermosas telas,
cubría su cuerpo complejo,
De ellas se veía el reflejo,
era una regla de tres,
Los pajes, las potencias de diez,
andaban en sucesión,
El templo era la conjunción,
del capital y el interés.

Y se presenta la unión,
de dos seres intersecantes,
sus senos y cosecantes,
formaron una adición,
Después de la división,
continúa la secuencia,

son centro de la circunferencia,
su límite es el altar,
allí se van a integrar,
su regla es la convergencia.

El cura era un radical,
los padrinos los catetos,
las hipotenusas en cuarteto,
tocan la marcha nupcial,
En la función exponencial,
no había extraña solución,
todo era una progresión,
Comienza el ceremonial,
con una expresión factorial,
Muestra la novia su emoción.

Cuando ya iba a pronunciar,
ella, el sí y solo si,
pego un salto y vuelvo en mí,
El reloj empieza a timbrar,
ya me debo levantar,
para ir a mi labor,
mis alumnos con fervor,
esperan mis enseñanzas,
no toleran mi tardanza,
Pienso en el sueño de amor.

(Jorge Eliécer Guevara Silva)

No hay comentarios:

Publicar un comentario