Biblioteca IES Castillo de Luna (Alburquerque)

"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora."

(Proverbio hindú)

lunes, 13 de marzo de 2017

ESPACIO DE RECOMENDACIONES LITERARIAS


 HOY NOS RECOMIENDA.....
JAIME COVARSÍ, profesor de Lengua y Literatura.





Resumen: Durante la dictadura militar argentina, dos presos comparten una celda en una cárcel de Buenos Aires: un activista político y un homosexual. La disparidad de intereses vitales les distancia, pero la soledad que los acucia provoca que poco a poco y tras largas conversaciones vayan descubriendo la humanidad del otro y consigan establecer vínculos de afecto. Valentín vive absorbido por su compromiso político y Molina trata de sobrevivir consciente del desprecio que despierta su condición homosexual. 
 
Valoración: De los aspectos que me gustan de la novela, destacaría tres: en primer lugar, la forma de la novela. Puig hace un alarde de virtuosismo y escribe un texto dialogado. No cabe la voz del narrador entre sus páginas, solo los personajes, que se adueñan de la trama: sus opiniones, sus anhelos, su existencia crecen inexorablemente en el reducido espacio de la celda. Diálogo se opone así a reclusión, la humanidad se enfrenta a la intolerancia.
      En segundo lugar, me gustaría destacar la evolución de los personajes a lo largo de la obra. Casi como si fuera un experimento, el autor reúne en la celda dos personalidades aparentemente irreconciliables. Solo aparentemente, decimos, pues en el ambiente de la dictadura ambos poseen, tanto el revolucionario como el homosexual, la condición de marginados y perseguidos. Esta circunstancia, más allá de las diferencias, provoca que se despierte la mutua comprensión hasta el punto de confundir en ocasiones su experiencia vital.
     La tercera razón por la que me gusta El beso de la mujer araña es la importancia que cobra el narrar dentro de la novela. Para distraer la monotonía de la prisión, Molina va contando argumentos de películas a Valentín, especialmente El beso de la mujer pantera. Me parece que es un homenaje a la literatura misma, una metáfora de su importancia para el hombre: la narración nos salva del tedio y de la desesperación. Humaniza, en definitiva, la comunicación otorgando un sentido a la existencia.
Canto contra la intolerancia y la barbarie, la tortura y el desprecio, El beso de la mujer araña constituye un homenaje extraordinario a la diferencia, al otro, a aquello que nos es ajeno, pero, por eso mismo, capaz de enriquecer nuestro universo. Una lectura apasionante y absolutamente imprescindible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario